miércoles, 24 de septiembre de 2008

El Puente

Siempre estuvo ahí, pero nunca
lo había visto de ese modo.
Y me preguntaba...

¿Cuantas historias guardará?
¿Cuantos ojos lo habran visto?
Lo cierto es, que yo estaba ahí,
contemplándolo en el silencio
de una mañana de abril.

1 comentario:

Carolita dijo...

Cada día que paso a tu lado puedo disfrutar tu manera de ver las cosas, ver más allá de lo que uno puede ver a simple vista, a no quedarse con la primera impresión. Amo tu originalidad, tu creatividad y eso de encontrar la manera de ponerle pasión y excelencia a todo lo que hacés sin importarte el qué dirán. Gracias porque a tu lado aprendí a ver las cosas de otra manera, a darle valor a lo que antes, tal vez para mí, no tenia importancia. Así cómo estas fotos, cada vez que las veo me doy cuenta de que en esta vida aún quedan muchas cosas por descubrir! no está todo dicho ni hecho! TE AMO