miércoles, 20 de mayo de 2009

El

Aveces nuestras vidas corren tan de prisa
que nos perdemos de momentos que si bien
no son muy importantes para nosotros
si lo son para otros.
El no tiene nombre, es El, pero lo importante
es que esta allí y nadie se a dado cuenta.

1 comentario:

Thomas dijo...

La primera idea que que se me ha venido a la cabeza al ver esta fotografía es una similitud con mi vida con respecto a los demás. esta es la apatía que yo veo en el animal respecto de los transeúntes que caminan es direcciones opuestas, cada cual en pos de sus intereses.
Gran imagen.